¿Cómo se puede mantener el contacto con los clientes en una situación como la que estamos viviendo? Sois muchos los que, a lo largo del fin de semana, ya habéis tomado iniciativas para mantener la relación con los clientes; casi todas ellas, relacionadas con colgar ejercicios a través de las redes sociales. De esta forma, los clientes tienen acceso a las rutinas, pueden mantener un mínimo de condición física y no pierden la vinculación con el club, para que cuando esto termine, retomen la relación con su centro habitual.

Es una gran iniciativa, pero se puede ir un paso más allá de forma sencilla y consiguiendo un pequeño incentivo económico para el centro, que permitirá minimizar el impacto que, en este sentido, va a suponer este parón.

¿Qué más se puede hacer?

1.- Establecer una cuota de mantenimiento:

Así se mantiene un pequeño flujo de ingresos y, sobre todo, la relación con los clientes de una forma mucho más directa que a través de redes sociales. Pero no olvidemos que una cuota, por muy baja que sea, debe ir asociada a una serie de servicios que ofrecer a cambio. En el resto de puntos os proponemos ideas para estos servicios.

2.- Preparar clases colectivas y/o entrenamientos personales vía streaming:

No es necesario una gran estructura; con que el entrenador y el cliente tengan una conexión a internet y una webcam (teléfono, tablet, pc, etc.) es suficiente. Hay múltiples aplicaciones gratuitas (Skype, Hangouts, WhatsApp, …) que os permitirán realizar esta comunicación en exclusiva para el cliente, o grupo de clientes, sin necesidad de que la actividad esté disponible en abierto.

Buscad un lugar lo más diáfano posible en casa y ¡adelante!

3.- Crear rutinas de trabajo por e-mail:

Los clientes que así lo soliciten recibirán pequeñas rutinas de trabajo personalizadas por correo electrónico, que permite mantener un contacto más directo con ellos. Cada cliente decidirá si contrata este único servicio o lo utiliza como un complemento del anterior; por ejemplo, uno o dos días a la semana realizan la sesión individualizada por streaming, y los otros días entrenan por su cuenta, pero con el asesoramiento personalizado que se les ha enviado.

En este caso, tampoco es necesaria una gran estructura, se puede hacer hasta a mano, pero os recomendamos algunas aplicaciones que muestran las rutinas con una apariencia profesional:

4.- Mantener las publicaciones por redes sociales:

Las dos opciones anteriores no deben sustituir a las publicaciones periódicas en redes sociales con ejercicios para realizar desde casa. Es recomendable mantenerlas, pero racionalizarlas, algo así como “El ejercicio del día” ayudará a mantener la vinculación con todos aquellos que no contratan un servicio en estos momentos y, además, es una forma de seguir publicitando el resto de servicios ofertados.

 

Desde eManaGym dejamos a disposición de nuestros clientes, de forma completamente gratuita, la plataforma para que podáis realizar el cobro de estas nuevas cuotas y la gestión de la agenda. ¿Estás interesado? Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros a través de alguno de los canales que encontrarás en este enlace.

¡Mucho ánimo!