¿Cuál es la mejor manera de organizar las cuotas de mi centro? ¿Pongo una cuota mensual? ¿Pago por uso? ¿Bonos? ¿Cobro un plus por las actividades?

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que se hacen nuestros clientes. Lo cierto es que no existe una respuesta general, por eso hemos creado una lista con los aspectos más importantes para ayudarte a optimizar las cuotas de un gimnasio boutique:

1. Menos es más

No hay nada peor para un gestor deportivo que encontrarse con miles de cuotas que se han ido adaptando a la necesidad de cada cliente en cada momento. Es fundamental minimizar las cuotas al máximo, dentro del mínimo necesario para darle un abanico de elección al cliente, y que éstas estén bien explicadas y delimitadas para que el usuario tenga claro a qué le da derecho cada una de ellas.

2. Garantiza un flujo de caja constante

La cuota mensual es la forma más segura de garantizar un flujo de caja constante todos los meses, porque en el caso de los bonos o los pagos por usos, siempre se depende de la afluencia de los clientes para cobrar y esto supone un problema. Sin embargo, las cuotas fijas mensuales pueden llevar a las temidas cancelaciones y recuperaciones constantes, que son el quebradero de cabeza de muchos clubes pequeños. Por ello, hay que educar al cliente y seguir a rajatabla unos criterios fundamentales:

    • Marcar el tiempo de antelación con que se permite cancelar una clase. Si la clase se cancela antes del margen estipulado no hay problema y se podrá recuperar, pero si se hace con menos tiempo, la sesión se dará por perdida.
    • Tomar una determinación sobre los días festivos. Desde nuestro punto de vista, recuperar los festivos es un error, pero el mayor error es ser voluble; hay que tomar una decisión desde el principio, sobre si se recuperan o no, y no cambiarla.

3. Cuidado con el ticket medio

Tener un ticket medio lo más alto posible es el deseo de cualquier gestor deportivo y, sin duda, uno de los aspectos más importantes para conseguir optimizar las cuotas de un gimnasio boutique. Es importante entender que cuantas más tarifas, más difícil es calcular cuánto va a fluctuar el ticket medio; de poco vale tener una cuota muy alta, si se hacen promociones constantemente o se generan cuotas más bajas que reducen el ticket.

4. Las promociones y descuentos no son cuotas

Muchos centros cuentan con un montón de cuotas diferentes, que son prácticamente iguales, pero con una pequeña diferencia de precio, porque algunos clientes se quedaron asignados a una promoción que se les ha mantenido a lo largo del tiempo. Para evitar esta situación, es importante distinguir entre cuotas y promociones; éstas últimas deben crearse como un descuento de las cuotas asignadas, y, en la medida de lo posible, limitarlas en el tiempo para que el ticket medio no se resienta a largo plazo.

5. Lo nuevo y lo antiguo conviven mal

¿Cómo les digo yo a mis clientes que les subo la cuota? Esta pregunta, muy habitual para los gestores deportivos, provoca que en muchos centros convivan cuotas antiguas con otras nuevas; un auténtico despropósito que impide la buena evolución en la gestión del negocio. Si se decide cambiar las cuotas de un centro es porque se considera que el cambio es bueno para el negocio y así hay que hacérselo entender a los antiguos clientes; se puede crear una promoción para que tengan un pequeño descuento en la nueva cuota (siempre limitada a que no sean baja en el centro) y si hay alguno muy reticente al cambio, habrá que plantearse si merece la pena perderlo para que el centro evolucione hacia donde se desea.

6. Una herramienta adecuada facilita las cosas

Realizar el control y seguimiento adecuado de las cuotas es más sencillo con una buena herramienta. eManaGym está diseñado para llevar este control, hacer seguimiento del ticket medio y generar tantas promociones como se quiera sin necesidad de crear una cuota nueva para modificar un pequeño detalle.

 

¿Aún tienes dudas de su funcionamiento? Accede a nuestra demo completamente funcional durante 30 días y compruébalo.

Leave a Reply