La competencia de un centro deportivo suele ser numerosa. En la actualidad, existen miles de instalaciones deportivas y, en esencia, todas ofrecen lo mismo. Esta realidad lleva a muchos dueños y responsables a invertir buena parte de sus recursos en marketing y publicidad con el fin de captar nuevos socios y, sobre todo, mantener a los ya existentes.

Si quieres que tu inversión merezca la pena y tu gimnasio destaque sobre los demás, ¡sigue estos consejos!

1.- Ofrece una Excelente Atención al Cliente:

La atención al cliente es un aspecto asociado directamente al éxito de cualquier tipo de negocio. Como propietario de un gimnasio es fundamental tenerlo en cuenta; no pueden existir fallos, la atención al cliente ha de ser perfecta en todo momento, ya sea con un abonado nuevo o uno veterano. Para conseguirlo, lo mejor es ponerte en su lugar, hablar con ellos e interesarte por saber qué necesitan y qué les gusta. Investiga sobre sus preferencias y trata de entender qué es lo que quieren encontrar en un gimnasio.

Realizar pequeñas encuestas ayuda a conocer el nivel de satisfacción de tus clientes; puedes enviarlas por correo electrónico o usar buzones físicos donde los socios pueden, además, dejar todas sus sugerencias. De este modo, mejorarás tu gimnasio utilizando los consejos de tus propios clientes.

Si un socio pone una queja debes escucharlo, tomártelo en serio y, en la medida de lo posible, solucionar el problema rápidamente. De esta forma le estarás demostrando que te preocupas y que quieres lo mejor para él.

2.- Mantente Activo en Redes Sociales:

Las redes sociales te ofrecen la posibilidad de realizar campañas de marketing de manera gratuita o a bajo coste. Debes estar presente y actualizar el perfil del gimnasio en todas las plataformas, de forma periódica, con material que resulte atractivo y útil para tus seguidores.

Publicar ofertas y promociones exclusivas para los seguidores en todas y cada una de las redes sociales puede ser una buena forma de incrementar los índices de popularidad. También puedes publicar todos los progresos y resultados que van logrando los socios de tu gimnasio para motivarlos y estimular a los futuros clientes potenciales.

No lo olvides, incrementar el reconocimiento y la popularidad de tu centro es una de las formas más eficaces de conseguir un posicionamiento mejor que la competencia.

3.- No te Olvides de los más Veteresanos:

El precio y la variedad en las clases que se imparten son las claves por las que un gimnasio tiene éxito y otro no. Poner un precio competitivo una buena opción, ya que es lo primero en lo que se fija un potencial cliente, pero si quieres tener contentos a todos tus socios has de hacerles promociones y atenciones comerciales, no solo cuando se van a inscribir como nuevos clientes, sino también cuando son veteranos.

No todos los gimnasios ofrecen los servicios de un entrenador personal, más allá de hacer una labor de asesoramiento, y por tanto puede ser un gran punto a tu favor si los incorporas.

4.- Mejora tus Instalaciones:

Personaliza cada uno de los servicios que ofreces en tu centro deportivo para diferenciarte de tus competidores. Introducir mejoras puede ser un punto a favor para ti.

Invertir en tecnología puede ser una aportación de gran valor. Asegúrate de que tus máquinas están a la última, pon pantallas en tu gimnasio para compartir información sobre horarios, clases o informar de ofertas o promociones.

Preocúpate también por el estado de tus instalaciones. Mejora los vestuarios, las salas de entrenamiento y el material deportivo. Un centro deportivo modernizado, con unas buenas instalaciones y material para hacer deporte llamará la atención y atraerá más a los potenciales clientes.

5.- Externaliza Servicios:

Si tu gimnasio es pequeño esta es una buena opción. Establece lazos con otras empresas o espacios para completar tu oferta deportiva y ofrecer a tus clientes una experiencia única sin tener que realizar una gran inversión.

Por ejemplo, puedes colaborar con un fisioterapeuta que ofrecerá descuentos en su clínica a los socios de tu centro deportivo, o crear una alianza con una tienda o marca de suplementos deportivos para que tus socios puedan comprar esos productos a mejor precio.

Esta opción es mucho más barata que realizar cambios dentro de tu gimnasio y así puedes introducir nuevos servicios para tus clientes sin tener que afrontar un gran coste por tu parte.

 

Estos 5 consejos te ayudarán a realizar una óptima gestión de tu centro deportivo, para que destaque frente a sus competidores y fomentará la fidelidad de tus clientes.

Si complementas estos consejos con un software de gestión de centros deportivos como eManaGym, ¡el éxito estará asegurado! Visita nuestra página web y prueba nuestra demo gratis durante 30 días.